Logramos hablar con Larissa Mota Moura, participante del programa Transformadores en su 5ta edición realizada en el año 2017, quien nos compartió su experiencia que resumimos en el siguiente material.

Una de las cosas que casi siempre me interpeló, viviendo en América Latina, es cómo toda la tecnología con la que interactuamos está pensada y producida a partir de contextos radicalmente diferentes a los nuestros. Ella se crea en países más desarrollados en materia de políticas sociales y económicas que permiten una media de vida digna donde todas las personas tienen acceso a educación de calidad.

Sin embargo, las cosas cambian radicalmente en este lado del mundo. Acceder al aprendizaje relacionado con la informática, lo tecnológico, la robotica y programación es sumamente costoso y se encuentra generalmente fuera del alcance geográfico para gran parte de la poblaciones de nuestros países, motivo por el cual se limita la oportunidad de desarrollo de los niños y niñas.

Todo esto venía a mi mente mientras cursaba el programa Transformadores, organizado por Koga y PTF durante el 2017. A lo largo de los seis meses de duración, fue adquiriendo habilidades y herramientas que me permitieron entender mejor que implica emprender pero, sobre todo, cómo una idea puede transformar por completo la realidad que nos rodea.

Al finalizar la capacitación, sentía que todavía tenía asuntos pendientes y de esta forma me sentí impulsada a buscar nuevos desafíos, por cual terminé postulándome a un programa de intercambio para emprendedores conocido como BeTrep, en México.

Estuve 2 meses dentro de esta experiencia, donde tuve la increíble oportunidad de trabajar en la campaña kickstarter de una Startup realmente innovadora y que se caracteriza por crear tecnología que logra verdaderamente cambiar realidades sociales: Bucky.

 

Bucky es un dispositivo que fue creado con el objetivo de proveer herramientas necesarias a niños y niñas de entre 9 y 12 años para enfrentar los desafíos tecnológicos del futuro inmediato. Por su accesibilidad en cuanto al autoaprendizaje y la interacción, además de su bajo costo económico, contribuye a reducir la brecha de la educación digital en la infancia.

Este pequeño robot estimula a los más pequeños a desarrollar su pensamiento creativo, informático, de resolución de problemas y toma de decisiones. Van aprendiendo a la par que que interactuan con un videojuego y a la vez cuentan con un portal web donde pueden subir los proyectos que hayan desarrollado y donde el equipo de coaches (conformados por sus padres y docentes) pueden también descargar actividades y guías de aprendizaje.

El beneficio en cada compra de Bucky es doble, porque no solamente estarán adquiriendo una valiosa herramienta de aprendizaje para sus hijos, sino que también por cada 30 unidades de este robot vendidas, un colegio de escasos recursos en la zona recibe un kit escolar capaz de alcanzar a 150 niños. De esta forma el impacto es mucho mayor, pues un mayor porcentaje de la población infantojuvenil, perteneciente a diferentes estratos sociales, tendrá la oportunidad de acceder a educación computacional, equitativa y de calidad.

 

Fue gracias a mi formación previa en Transformadores que comprendí que las ideas no solamente pueden cambiar tu vida, sino que pueden dar un giro de 180° a la de muchas personas y que el impacto de tu emprendimiento puede siempre, siempre, superar más fronteras.


La 6ta edición de Transformadores arranca el 8 de junio de este año. Si estás interesado/a en participar ponete en contacto con PTF llamando al número (021) 65 008 o escribí un correo a info@ptf.com.py.

Para conocer más detalles, descargar el programa haciendo clic acá.


Fuente: Entrevista personal a Larissa Mota

Redacción y adapación: Guadalupe Acosta

By. https://medium.com

 

SUSCRIBETE AHORA

Contactanos

Enviando

TÉRMINOS Y CONDICIONES | POLÍTICAS DE PRIVACIDAD | CONTACTO

© BeTrep - Derechos reservados. Diseño por: www.onlinemexico.com.mx

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account